¿Cómo afecta el embarazo a la enfermedad de Crohn?

Hace unos años se consideraba que el embarazo empeoraba los síntomas en una parte de las pacientes con enfermedad de Crohn. Sin embargo, hoy en día gracias a los nuevos tratamientos disponibles que ayudan a controlar la sintomatología, el embarazo se puede desarrollar sin ningún problema.

En general, la evolución del embarazo suele ser buena, siempre y cuando se produzca durante una etapa de remisión. 

Sin embargo, si la mujer se queda embarazada cuando la enfermedad está activa si pueden surgir ciertas complicaciones, como el incremento del riesgo de parto prematuro o de bajo peso al nacer.

En general, la mayoría de los medicamentos utilizados para tratar la enfermedad son seguros y compatibles con la gestación. Sólo habría que evitar el metotrexato porque puede causar malformaciones en el feto.

Por ello, desde el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) se recomienda que las pacientes no se queden embarazadas hasta que no estén remisión al menos entre 3 y 6 meses, que no abandonen el tratamiento pautado y que planifiquen con el médico el mejor momento para tener un embarazo.

Las estimaciones sobre la posibilidad de que la criatura nazca con la enfermedad, dependen de si la padece uno, o ambos progenitores. Si uno de ellos está afectado, la probabilidad de que padezca la enfermedad está alrededor de un 3%. Si los dos están afectados, el riesgo aumenta hasta el 25-30%.

Fuente: DMedicina

Tags:
enfermedad de crohn, autoinmune, brote, remisión, embarazo, parto prematuro, riesgo, bajo peso al nacer, metotrexato

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2020