Alimentación

Una dieta equilibrada es fundamental para tener una vida saludable. Las personas con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, deben prestar especial atención a la alimentación para evitar problemas de desnutrición y deshidratación. 

A pesar de esto, no hay una dieta especial y estándar para la enfermedad inflamatoria intestinal. Cada persona es diferente, por lo que la tolerancia dependerá del momento de la enfermedad en que se encuentre y la zona afectada.

Hay algunos consejos generales que te pueden resultar útiles. Cuando estés en remisión, puedes seguir una dieta lo más variada posible. No hay necesidad de evitar alimentos específicos o de llevar una dieta restrictiva. Sin embargo, hay ciertos alimentos que son más difíciles de digerir, como los que contienen fibra insoluble, semillas, frutos secos, así como determinadas frutas y verduras.

Durante un brote por el contrario, la situación cambia y es posible que comiences a restrigir tu dieta para evitar o reducir el dolor y los síntomas intestinales.

Hay ciertas cosas que puedes hacer estando en brote:

  • Identificar los alimentos a los que asocias los síntomas.
  • Identificar los alimentos que te causan menor sintomatología.
  • Tomar porciones de comida más pequeñas y frecuentes durante todo el día.
  • Tratar de consumir productos sin lactosa si eres intolerante o desconoces que lo eres.
  • Evitar el alcohol, la cafeína, la fructosa, el azúcar y los edulcorantes artificiales si te hacen sentir peor.
  • Evitar beber líquido durante una comida. Mejor tomarlo entre horas.
  • Reducir el consumo de grasas, ya que podrían ser difícil de digerir (y pueden provocar el aumento de las deposiciones)

Por favor, si tienes una consulta específica consulta a tu médico o nutricionista.

Y mientras tanto, te invitamos a hacernos llegar tus dudas y preguntas, a nuestro Consultorio Médico

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2017