Fertilidad y embarazo

Si eres eres paciente de Crohn o colitis ulcerosa y quieres formar una familia, hay algunas cosas que pueden generarte dudas sobre llegar a ser padres.

Si eres mujer puedes preguntarte si puedes quedarte embarazada; si eres hombre, si eres fértil. Pero además, puedes preguntarte también sobre las consecuencias de tener un hijo. Por ejemplo, si podrás tomar la medicación durante el embarazo o si vuestros hijos tendrán la enfermedad.

Estas peocupaciones, y muchas otras, surgen cuando hablamos sobre fertilidad, embarazo y Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Sin embargo, no hay una respuesta general, y como suele ser habitual, existen factores únicos a considerar antes de conseguir una respuesta adecuada a una situación específica.

  • ¿Te puedes quedar embarazada? 

Puedes haber escuchado que es más difícil concebir un hijo si tienes enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. ¿Es esto cierto? 

Si y no. Los estudios demuestran que si tu enfermedad no está activa (en remisión), estás sana y con un buen nivel nutricional, tienes las mismas probabilidades de quedarte embarazada que cualquier otra mujer. Si estás pasando por un brote, podrías tener problemas para concebir y es recomendable evitar un embarazo en esta etapa. Además, las mujeres con reservorio ileoanal presentan una reducción de la fertilidad debido a las adherencias quirúrgicas alrededor de las trompas de Falopio.

Las resecciones intestinales no parecen tener un impacto negativo sobre la fertilidad. Sin embargo, las mujeres portadoras de una ileostomía podrían presentar algunos problemas a la hora de concebir.

  • ¿Deberías quedarte embarazada?

A pesar de la buena noticia acerca de las tasas de fecundidad, los estudios muestran que la tasa de concepción entre las mujeres con EII es menor que la de la población general. Esto indica que las mujeres con un Enfermedad Inflamatoria Intestinal son capaces de quedarse embarazadas, pero que algunas están optando por no hacerlo. ¿Por qué? Las encuestas sugieren dos posibilidades: que algunas mujeres estén preocupadas por las consecuencias adversas que pueden surgir durante y después del embarazo; y que otras estén preocupadas porque sus hijos desarrollen la enfermedad. Y ante esto, prefieran no tener hijos.

  • ¿Son reales estas preocupaciones? 

Hay que comenzar diciendo que el mejor momento para quedarse embarazada es cuando la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa esté en remisión. Si tu enfermedad está activa en el momento de concebir, hay mayor probabilidad de que se mantenga activa durante toda la gestación. En este caso, existe un mayor riesgo de tener un aborto espontáneo, un bebé prematuro o con bajo peso al nacer.

Si concibes cuando tu enfermedad esté en remisión, la mayoría de los estudios muestran embarazos como los de  las mujeres que no tienen la enfermedad.

Por lo tanto, el dato más importante a tener en cuenta es que debe ser un embarazo planificado, (consensuado con el médico) haciéndolo coincidir con un momento en el que te encuentres bien y tu enfermedad esté bajo control.

  • ¿Y en el caso de los hombres?

Los hombres que están experimentando un brote de Crohn o colitis ulcerosa suelen presentar una disminución en el número de espermatozoides. Sin embargo, una vez que entran en fase de remisión, los recuentos de espermatozoides vuelven a la normalidad siempre y cuando mantengan un buen estado nutricional.

Ahora bien, hay ciertos medicamentos que pueden reducir de manera temporal el número de espermatozoides, por lo que deberías consultarlo con tu médico.

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2017