El meteorismo y la acumulación de gas en la EII

 

Desde la Unidad de EII del Hospital Gregorio Marañón, la doctora Olga Ortega Lobete y el doctor Ignacio Marín Jiménez explican cómo es el meteorismo y la acumulación de gases en la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Los pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa presentan una amplia variedad de síntomas. Dentro de estos síntomas los que más suelen preocuparnos a los médicos son la diarrea, el dolor abdominal, la pérdida de peso o la emisión de sangre con las heces. Sin embargo, en los últimos años están cobrando importancia otro tipo de síntomas que pueden afectar profundamente a la calidad de vida de los pacientes.

Hemos observado que muchos de nuestros pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal a menudo se sienten hinchados o muestran preocupación por el exceso de gas en el tubo digestivo y sus efectos. Por ello hemos querido escribir este pequeño articulo sobre el meteorismo para ayudaros a entender algunos aspectos de la acumulación de gas en el tubo digestivo.

¿Qué es el meteorismo?

Podemos definir el meteorismo como la sensación de aumento de gas en el tubo digestivo que puede acompañarse de distensión abdominal objetiva y que se relaciona con síntomas derivados de la acumulación de aire en el estómago y el intestino, como por ejemplo la sensación de hinchazón y distensión abdominal, los ruidos abdominales, las flatulencias o la emisión de gases.

¿Qué puede originar meteorismo?

Una de las principales causas del meteorismo es la acumulación de gas. Este puede quedarse atrapado en el estómago y el intestino y causar hinchazón o puede ser expulsado en forma de eructos, flatulencias o gases.

Los mecanismos que se cree que intervienen en la sensación de meteorismo son la distensión de la pared intestinal  tanto por aire como por el aumento de fluido intestinal acumulado en el interior del tubo digestivo, el aumento en la percepción del intestino y la resistencia a la distensión del intestino mayor de la normal.

El meteorismo también es un síntoma común en pacientes con otras patologías del tubo digestivo, como por el ejemplo el síndrome de intestino irritable, y es frecuente en la población general tener meteorismo de vez en cuando.

¿Qué provoca la acumulación de gas?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que es normal tener gas dentro del tubo digestivo se tenga o no enfermedad inflamatoria intestinal. De hecho, todas las personas producimos gas a diario al realizar la digestión. Este gas se elimina a través de la boca o el ano o puede absorberse en el intestino hacia el torrente sanguíneo y finalmente eliminarse a través de los pulmones.

Una posible causa del exceso de gas es tragar demasiado aire al comer, beber o hablar. Así como ingerir ciertos alimentos y bebidas gaseosas. El exceso de gas también puede ser causado por las bacterias que viven en el colon y que producen demasiado gas cuando digieren ciertos alimentos.

¿Cómo puedo reducir el meteorismo o los síntomas relacionados con la acumulación de gas?

Por desgracia no conocemos ninguna solución simple y rápida que permita mejorar el meteorismo y sabemos que no siempre lo que funciona para un paciente funciona para otro. En el momento actual los médicos no disponemos de ninguna herramienta estandarizada que nos permita medir “el grado de meteorismo” o “la gravedad del meteorismo” que padecen nuestros pacientes y solo podemos guiarnos por lo que cada paciente nos cuenta. Esto supone una dificultad añadida para el manejo de este tipo de síntomas.

Algunos pacientes encuentran mejoría modificando su forma de comer ya sea haciendo comidas menos copiosas, en un ambiente relajado o comiendo lentamente y masticando bien cada bocado. Por otro lado hay pacientes que mejoran evitando los alimentos que a cada uno le provocan más gases, como por ejemplo las legumbres, ciertas verduras o cereales integrales. También hay pacientes con intolerancia a la lactosa, cuya sintomatología mejora notablemente al reducir la ingesta de la misma de su dieta.

Lamentablemente a día de hoy no hay unas recomendaciones científicas establecidas que sepamos que van a ir bien a todos nuestros pacientes. Lo que si que podemos aportar es que hay dos medidas generales que en algunos pacientes mejoran estos síntomas:

  • Modificar nuestra manera de comer.
  • Modificar qué comemos.

Desde el punto de vista farmacológico hay algunos compuestos y remedios caseros que pueden aliviar estos síntomas en algunos pacientes, aunque a día de hoy no hay ningún fármaco con el que se hayan realizado ensayos clínicos en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal y hayan demostrado clara mejoría de estos síntomas.

Autores: Olga Ortega Lobete e Ignacio Marín Jiménez, especialista de Aparato Digestivo de la Unidad de EII del Hospital Gregorio Marañón.

Texto publicado originalmente en la revista Crónica #116 de diciembre del 2018 disponible en el Área de socios.

Tags:
Crohn, Colitis Ulcerosa, Enfermedad Inflamatoria Intestinal, gases, meteorismo.

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2021