Hablemos de diarrea

Puede que no quieras hablar de ello con otras personas, pero si tienes una enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, la diarrea es un problema  que conoces bien. Y es que la diarrea persistente y urgente es uno de los signos más habituales en estas enfermedades.

El 60% de las personas con colitis ulcerosa han sufrido diarrea en los últimos doce meses y para el 72% de los pacientes la diarrea es uno de los síntomas de la enfermedad que más repercusión tiene en su calidad de vida. Así lo indicó el estudio UC Life realizado en junio del 2014 por varios especialista en enfermedad inflamatoria intestinal encabezados por Dr. Daniel Carpio, San Roman, Arguelles y Calvet  con el aval de ACCU España y la financiación de MSD con el objetivo de describir la percepción que las personas con colitis ulcerosa tienen sobre las cargas que genera la enfermedad y sobre los tratamientos.

¿Qué es la diarrea?

La diarrea generalmente se define como la evacuación de heces acuosas sueltas por lo menos 3 veces al día. A menudo hay una sensación de "urgencia” por ir al baño. También, a veces la diarrea puede ser explosiva y provocar incontinencia.

La diarrea tiene lugar cuando el colon no puede absorber todo el líquido producido durante el proceso digestivo.

Normalmente, la digestión de los alimentos se inicia en la boca, tras pasar por el estómago, el alimento parcialmente digerido se mueve hacia el intestino delgado donde la mayoría de los nutrientes son absorbidos. Después, el bolo de comida en un estado acuoso pasa al intestino grueso, donde normalmente se absorbe la mayor parte del agua para que se puedan formar unas heces sólidas, que terminan acumulándole en el la última parte del colón para, finalmente, ser expulsadas.

La diarrea en enfermedad inflamatoria intestinal se da cuando, durante un brote que afecte al colon, las células en el revestimiento de esta parte del intestino se inflaman y no funcionan correctamente Por lo tanto, es una situación en la que colon no puede absorber todo el líquido y las heces permanecen sueltas y acuosas o, incluso, completamente líquidas.

Al ser menos compactas y más líquidas, las heces pueden moverse más de forma más rápida a través del colon, causando un mayor número de evacuaciones y con más frecuencia.

 

¿Cómo afecta la diarrea a nuestro día a día?

Las personas con EII que experimenta la diarrea como síntoma, sienten una imposibilidad de realizar sus actividades cotidianas con normalidad ya que este síntoma aparece en cualquier momento del día sin previo aviso, sin respetar las horas de sueño, obligándonos a hacer paréntesis no deseados.

De esta forma, podemos ver a la diarrea como una serie de interferencias que repercuten en nuestros trabajos, en los estudios, en las relaciones con nuestros amigos, colegas y familiares y en nuestra vida de pareja.

Además, la diarrea puede estar acompañada de estados de desnutrición y deshidratación debidos a la imposibilidad de que el intestino grueso funcione con normalidad.

 

Aliviar la diarrea

Seguir el tratamiento de la EII

Es muy importante seguir las indicaciones de los médicos especialista tomando el tratamiento prescrito para controlar la EII y, por lo tanto, sus síntomas. Los medicamentos antidiarreicos solo deben tomarse si así nos lo indica el facultativo y siempre bajo su control.

Cambios en la dieta

Los cambios en la dieta también pueden ayudar a controlar la diarrea aunque a lo que algunos pacientes les funcionan puede no ser eficaz en otros. No obstante, estos consejos pueden ayudar sobrellevar la diarrea:

  • Toma varias pequeñas comidas al día en lugar de tres comidas principales
  • Lleve un diario de alimentos y anota cualquier alimento que parezca molestarle, para que puedas evitarlos. Sin embargo, no es aconsejable eliminar demasiados grupos de alimentos, y si descubres que está evitando muchos tipos diferentes de alimentos, puede ser útil para consulte a un nutricionista para ayudarte a equilibrar su dieta. Algunos alimentos puede que te causen malestar solo de manera temporal y podrás reintroducirlos en tu dieta más adelante.
  • Puede que tomar fibra no sea buena idea. A muchos pacientes no les sienta bien la fibra durante los brotes. Puedes probar a reducir la ingesta de fibra  evitando las legumbres, los cereales integrales y algunas frutas y verduras.
  • Evita los alimentos picantes o picantes si no te sientan bien.
  • Los alimentos que sí suele sentar bien son el plátano, la manzana cocida, el arroz, las zanahorias, la crema de calabaza y la carne y el pescado cocinados sin muchas grasas ( a la plancha, por ejemplo)
  • Muchas personas son sensibles a la cafeína, así que optar por café descafeinado puede ser buena idea.
  • El alcohol y los refrescos pueden aumentar el malestar y la diarrea.

Evitar la deshidratación

Con la diarrea el cuerpo pierde mucho líquido y minerales por lo que es importante beber las cantidades necesarias. Las bebidas isotónicas y los sueros nos pueden ayudar a controlarlo.

Cuida la piel irritada

La diarrea frecuente y la limpieza continua de la zona pueden irritar la piel alrededor del ano. Los siguientes consejos te pueden ayudar a paliarlo:

  • Para limpiarte usa papel higiénico húmedo o toallitas de bebé sin alcohol
  • Siempre que sea posible, lávese alrededor del ano después de una defecación.
  • Utilizar jabón sin perfume o una solución de lavado especial.
  • Secar el área muy suavemente al aire o dando palmaditas con papel higiénico suave, una toalla suave, nunca frotando.
  • Usa una crema protectora de la piel, como las de los bebés, extendiéndola suavemente en pequeñas cantidades que permitan a la piel respirar.
  • Usa ropa interior cómoda y de un tejido que permita a la piel transpirar. Evita la ropa ajustada o que roce la zona.

Si aun así la piel está muy irritada y dolorida, háblalo con tu equipo especialista en EII, entre los facultativos y el personal de enfermería encontrarán soluciones para el malestar que genera la piel irritada.

Fuentes

Crohn & Colitis UK

Carpio D, López-Sanromán A,  Calvet X, Romero C, Cea-Calvo L, Juliá B, Argüelles-Arias F. Perception of disease burden and treatment
satisfaction in patients with ulcerative colitis from outpatient clinics in Spain: UC-LIFE survey
 European Journal of Gastroenterology & Hepatology, 2016; vol. 00 

Tags:
dieta, deshidratación, diarrea

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2018