¿Se puede suprimir la azatioprina una vez superado el brote?

Tengo proctitis ulcerosa hace 12 años y me he medicado con supositorios de mesalazina. Ahora me han encontrado afectación severa del colon derecho y he probado corticoides sin resultados al 100% porque sigo sangrando de forma intermitente. Quisiera saber los beneficios y peligros de la azatioprina para mi caso y si se trata de un tratamiento habitual para la colitis ulcerosa. También quisiera saber si se puede interrumpir el tratamiento con azatioprina una vez superado el brote.

En alrededor de un tercio (aproximadamente, porque las cifras varían según las series) de los pacientes con una proctitis ulcerosa la enfermedad luego se extiende al resto del colon; en algunos casos con una afección más intensa como parece que ocurre en usted.  Por lo que parece, lo que ocurre es que los corticoides no han conseguido un control completo de la enfermedad.  Si esa es la situación, la azatioprina o la mercaptopurina no son muy buenas opciones, porque su actividad en la fase aguda es más bien escasa.  Las tiopurinas (usted pregunta por la más utilizada de las dos, la azatioprina) son fármacos cuya mayor utilidad reside en mantener la remisión una vez obtenida, en lo que son bastante eficaces. En ese caso, se mantienen durante tiempos largos, habitualmente de años, y en muchos pacientes no se suspenden, en otros cuando la situación es estable durante un tiempo muy largo se valora la suspensión.  Tienen otras indicaciones, pero no es el momento de hacer una revisión sobre el tema.  

Si lo que ocurre es que no ha alcanzado la remisión completa estoy seguro de que su médico se planteará otras alternativas.  A veces se consigue una remisión dando simultáneamente una dosis otra vez alta de corticoides junto con la azatioprina, y luego pueden retirarse los corticoides, para mantenerse con azatioprina sola. En otras ocasiones hay que recurrir a fármacos biológicos, algo muy habitual hoy en día.

No obstante, como nos ocurre con todas las respuestas que damos, son generalizaciones. Cada paciente es un mundo, y entre usted y su médico tienen que encontrar la alternativa mejor para su caso. Podría, por poner un ejemplo, ocurrir que el control de la enfermedad en su colon derecho fuera bastante bueno con los corticoides, pero en la zona de la proctitis todavía quede algo de actividad y se solucione con tratamiento local. Hay muchas variables a considerar en cada caso.  En cuanto a los beneficios y peligros de la azatioprina podríamos hablar también genéricamente.  El beneficio mayor es su capacidad de mantener la enfermedad en remisión, disminuyendo las complicaciones, la necesidad de corticoides, la necesidad de ingresos y probablemente la necesidad de cirugía.  Es probable que cuando contribuye a un buen control de la inflamación también reduzca la posibilidad de cáncer de colon como complicación de la enfermedad.  Como riesgos están sus efectos adversos, la mayoría de ellos leves, pero en algunos pacientes pueden ser graves o impedir su utilización. Todo depende de la respuesta individual.  Cuando la utilizamos en la colitis ulcerosa, la azatioprina la tenemos que retirar en uno de cada cinco pacientes por sus efectos adversos; y es eficaz en unos dos tercios del resto de pacientes.  

Para su caso y sus circunstancias concretas no podemos decir más, necesita usted comentarlo tranquilamente con su médico.

Repuesta del Dr. Fernando Gomollón, Jefe de sección de la Unidad de EII- Hospital Clínico Lozano Blesa (Zaragoza), a una pregunta del Consultorio de ACCU España para socios.

Tags:
Colitis Ulcerosa, mesalazina, corticoides, Azatioprina, Gomollón, consultorio, Crónica

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2017