Articulaciones, crohn y colitis ulcerosa (parte I)

Los problemas en las articulaciones son uno de los síntomas extraintestinales que se dan con más frecuencia en las personas con enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Es habitual que las personas con crohn y colitis ulcerosa tengan problemas en las articulaciones?

El dolor articular o el dolor e inflamación de las articulaciones son los síntomas más comunes que se dan fuera del intestino y que están asociados a la enfermedad inflamatoria intestinal. El tipo de enfermedad de crohn o colitis ulcerosa que tengas, su gravedad y el tiempo transcurrido desde el diagnóstico pueden afectar a la probabilidad de tener problemas en las articulaciones.

Muchas personas desconocen que puede existir relación entre las articulaciones y el intestino; a lo que se suma que en la consulta de digestivo no siempre se pregunta específicamente sobre los síntomas articulares. Esto puede suponer que el diagnóstico y el tratamiento se retrasen. Así que, si tienes dolor o inflamación en las articulaciones o en la espalda, especialmente si por las mañanas sientes rigidez, coméntalo con el equipo médico especializado en enfermedad inflamatoria intestinal o en Atención Primaria.

¿Cuándo se diagnostican los problemas de las articulaciones?

La mayoría de las personas experimentan problemas en las articulaciones después de que se les haya diagnosticado colitis ulcerosa o crohn. Sin embargo, a 2 de cada 10 pacientes la artritis que afecta a las articulaciones de los brazos o las piernas se les diagnostica antes que la enfermedad inflamatoria intestinal. Por otro lado, se observó que en 4 de cada 10 pacientes con problemas articulares en la columna vertebral, los síntomas aparecieron antes del diagnóstico de EII en un promedio de dos meses. Así que para algunas personas los problemas articulares pueden ser un primer síntoma de enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

La artritis a menudo aparece cuando la enfermedad inflamatoria intestinal está activa, pero también puede desarrollarse antes de que se produzca un brote o durante la etapa de remisión.

¿Qué articulaciones pueden verse afectadas?

ARTICULACIONES DE MANOS, PIES, BRAZOS Y PIERNAS

Tipo 1

Esto es más común en las personas con enfermedad de Crohn, particularmente si el colon está afectado. También es ligeramente más común en las mujeres. Los síntomas incluyen dolor, rigidez e hinchazón en manos, pies y piernas.

 

Es la denominada artritis periférica y puede afectar a muchas o pocas articulaciones y se divide en Tipo 1 y Tipo 2 dependiendo de cuántas articulaciones estén involucradas. El Tipo 1 es un poco más frecuente y se activan generalmente cuando la enfermedad de Crohn o la colitis también lo están. El Tipo 2 suele aparecer de forma independiente de las reagudizaciones intestinales.

 

Tipo 1

La artritis periférica de Tipo 1 afecta a alrededor de 4 a 8 de cada 100 personas con enfermedad

de Crohn o colitis ulcerosa. Suele estar asociada con la actividad inflamatoria, por lo que si

tienes un brote intestinal también puedes experimentar problemas en las articulaciones.

Articulaciones afectadas:

  • Menos de cinco articulaciones, a veces se llama pauciarticular.
  • Principalmente las grandes articulaciones que soportan el peso de las extremidades inferiores, como las caderas o las rodillas.
  • Por lo general, sólo en un lado del cuerpo.

 

Las personas que experimentan hinchazón en las articulaciones, a menudo se asocia con otros síntomas fuera del intestino, particularmente el eritema nodoso (hinchazón bajo la piel que causa protuberancias rojas) y uveítis (el ojo se enrojece e inflama y puede ser doloroso y sensible a la luz).

 

Los ataques de artritis periférica de Tipo 1 suelen tener un curso limitado que dura menos de 10 semanas. El tratamiento eficaz de la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa mejora los síntomas de las articulaciones. Como la duración de la inflamación es corta, el potencial daño permanente en las articulaciones es mucho menor.

 

Tipo 2

La artritis periférica de Tipo 2 afecta a alrededor de 2 a 4 de cada 100 personas con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. Los síntomas de este tipo de artritis son independientes de la actividad intestinal.

 

Articulaciones afectadas:

  • Cinco o más articulaciones, a veces llamadas poliarticulares.
  • Las rodillas y las manos están afectadas y pueden incluir las pequeñas articulaciones de los dedos y a las más grandes en la base de cada dedo que son importantes para agarrar y pellizcar.
  • Es probable que esté en ambos lados del cuerpo (simétrico).

 

Las personas experimentan hinchazón en las articulaciones, y esto a veces se asocia con hinchazón en los ojos (como la uveítis). La inflamación de la articulación puede durar meses e incluso años y el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal no mejora estos síntomas. Pero si la inflamación no se controla de forma efectiva, puede llegar a causar daños permanentes a nivel articular.

 

Las personas experimentan hinchazón en las articulaciones, y esto a se asocia con hinchazón en los ojos (como la uveítis).

 

Dactilitis

Alrededor de 2 a 4 de cada 100 personas experimentan dolor e hinchazón en los dedos de las

manos y los pies. A veces se describe como “dedo en salchicha”, lo cual puede ser doloroso.

 

Entesitis

Se trata de una inflamación de la entesis, la zona donde el tendón se une al hueso. Esto a menudo afecta:

  • Al tendón de Aquiles que se une a la parte posterior del hueso del talón.
  • La fascia plantar que se une debajo del hueso del talón, recorre a lo largo de la suela del pie desde el hueso del talón hasta la base de los dedos del pie.
  • Los tendones que se unen alrededor de la tapa de la rodilla (tendones rotulianos). Esto provoca dolor, rigidez e hinchazón que pueden limitar el movimiento de las articulaciones normalmente en la dirección del movimiento (la artritis tiende a afectar todas las direcciones de movimiento).

 

ARTICULACIONES DE LA ESPALDA

 

Esta artritis causa dolor, rigidez e hinchazón en la parte baja de la espalda y en la zona sacroilíaca. Es muy similar a otro tipo de Espondiloartritis, Espondilitis Anquilosante (AS). Alrededor de 3 de cada 100 personas con Crohn y colitis ulcerosa están afectadas. Puede ser diagnosticada antes de la EII, meses e incluso años antes y puede seguir el curso de los síntomas intestinales. La entesitis es un síntoma común de este patrón de artritis. Puede haber diferencias en cuanto a dónde y cómo se afectan las articulaciones de la columna vertebral:

Dolor de espalda inflamatorio o espondilitis

El principal síntoma es el dolor de espalda continuo. El inicio es gradual, a menudo más de tres meses. El dolor mejora con el ejercicio, pero empeora o no mejora con el descanso. El dolor y la rigidez suelen ser peores por la mañana y por la noche. Muchas personas se despiertan durante la noche debido al dolor. También pueden tener dolor en la zona de las nalgas. Si la parte de la columna vertebral unida a las costillas (columna torácica) se ve afectada, puede producir sensación de opresión en el pecho y algunas molestias al torcerse o al respirar profundamente.

 

Sacroiliitis

Inflamación de una o ambas articulaciones sacroilíacas. Estas articulaciones conectan la

columna vertebral y la pelvis. La sacroiliitis puede causar dolor en los glúteos o en la parte baja de la espalda y extenderse hacia abajo a una o ambas piernas, a lo largo de la parte posterior del muslo y a veces hasta la parte posterior de la rodilla. Este tipo de artritis axial puede ser progresiva y causar daño estructural en las articulaciones. Esto puede llevar eventualmente a la pérdida de algo de movimiento debido a la fusión de la columna vertebral.

Artículo original de Crohn's & Colitis UK 

Lee la segunda parte aquí

Tags:
Crohn, Colitis Ulcerosa, articulaciones

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2021